Pautas para mejorar nuestra alimentación

El alimento es un aspecto de vital importancia para man­tenernos sanos y ser consciente de cómo nos alimentamos es esencial para ello; esta valoración sobre el alimento no es nada nueva, hace ya más de 2500 años el padre de la medicina, Hipócrates, nos los dijo de esta manera: «Que tu medicina sea tu alimento y el alimento sea tu medicina»

No somos pocos los que hemos ido reconociendo que por diferentes razones, esta necesidad esencial, la tenemos bastante descuidada!…

Las llamadas «enfermedades» no aparecen de la nada; prime­ro tenemos que actuar atentando contra nuestro estado natural de salud, para que luego ellas, empiecen a aparecer una tras otra. Ahora bien, si le ofrecemos a nuestro cuerpo los nutrientes indispensables, a través de una alimentación con vitalidad, natural, equilibrada y variada, la mayoría de las dolencias que hoy «cargamos en nuestras mochilas», como la obesidad, la presión alta, la diabetes, la osteoporosis, el reuma, muchos de los canceres, etc… podrían prevenirse e incluso favorecerse su curación en la mayoría de los casos!…

El señor «albañil» que trabaja dentro de nuestro cuerpo, está esperando que le demos los materiales de buena calidad que él necesita para hacer bien las cosas. No podemos pretender que si no le damos lo que él solicita, haga milagros y nos haga un buen mantenimiento de nuestro «cuerpo-edificio» .

Se podría decir que nuestro cuerpo tiene una «App instalada» de fábrica para auto-Repararse… puede Sanarse Solo!. Eso sí, tendremos que ser pacientes, brindándole esos nutrientes esenciales y dándole el tiempo que necesita para ello, no exigirlo, darle reposo, bien tratarlo; para ir viendo que todas esas dolencias que hemos cargado por años se aliviarán al principio, para luego terminar yéndose lentamente como fueron llegando, funciona así de simple!.

Nos cuesta creer que esto suceda sin varios estudios o alguna pastillita de por medio, pero el cuerpo solito puede. En otro gran legado, Hipócrates sobre esto también nos decía: «Tus fuerzas naturales, las que están dentro de ti, serán las que curarán tus enfermedades.»… y no tengas dudas que así es, tenemos al mejor médico dentro nuestro!…

Por último, ya sabiendo que Tú eres el que elige el camino de la salud, aquí te compartimos algunas consideraciones sobre la alimentación para ir teniendo en cuenta:

La alimentación consciente no es una dieta pasajera, no es hacerte vegetariano, llevar una dieta paleo o macrobiótica, o dejar de comer… etc. Se trata de un proceso de cambio personal, donde tú mismo con lo que vas aprendiendo, irás ajustando y mejorando la manera de alimentarte a tu propio ritmo y con tus propias elecciones al saber lo que es más conveniente para ese momento de tu vida, y entendiendo la gran relación que tiene la manera de alimentarnos con nuestras emociones.

Empieza de a poquito!… es mejor algo pequeño e ir avanzando paso a paso, que ponerse una gran meta y frustrarnos desde el inicio.

Deberemos ser perseverantes en lo cambios que iniciamos!… los hábitos necesitan un tiempo para establecerse en nuestras vida, con el tiempo verás que lo que en un principio costaba un poco, luego lo harás sin ningún esfuerzo.

Empieza a sumar en tu plato lo que es más saludable!… olvídate al comienzo de todo lo que no está tan bueno como alimento, con el tiempo lo elegirás cada vez menos porque sabrás lo que es un verdadero alimento.

Una ensalada sin cocción como primer plato!… es una buena decisión para empezar, podrás ir variando día a día: entre hojas verdes, zanahorias, remolacha, tomates, apio, repollo morado, etc. Cada día opta por un plato con un color diferente.

Empieza a probar variedad de semillas, brotes, cereales integrales, legumbres, hongos, algas, frutos secos, etc. Hay muchas cosas más para ir sumando y variando, ya verás que es más lo que no estamos comiendo, que las 4 o 5 cosas que comes todos los días y que solo están preparadas de diferentes formas.

En tu casa y si puedes en el trabajo, coloca una frutera en la mesa!… y acuérdate siempre al salir de tu casa, de colocar un par de frutas en tu cartera o en la mochila.

No se trata de pasar hambre o de prohibir!… solo de comer más variado y de darle a tu cuerpo los nutrientes necesarios para estar saludable.

Qué es caro?!… Te aseguro que NO!… pero eso ya lo irás comprobando tu mismo. Gracias por elegir cuidarte y cuidar a tu familia!…

Dr. Luis María Delupi
Dr. Luis María Delupi
Médico formado en la UNLP | Especialidad en medicina generalista con orientación naturista | Presidente de la ONG Mi comida me sana | Creador del Plan Médico Natural Saludarnos | Autor del libro Elegí Sentirte Bien | www.micomidamesana.org

Destacados